jueves, 20 de marzo de 2014

Santos destituyo a Petro por temor a la ultraderecha uribista

La silla vacía, preguntó: 
¿La decisión de Santos de ratificar la destitución de Petro fue correcta?

Miguel Galvis, repondió:
El presidente Santos, destituyó al alcalde Gustavo Petro, por temor a la reacción de la ultraderecha uribista, en plena campaña de reelección presidencial. 
Con esa decisión perdió la democracia y el Estado de derecho; y gano el ejercicio abusivo, desproporcionado y parcializado del Procurador en contra de sus opositores.
Ya son dos incidentes con la justicia internacional durante este gobierno, el desacato del fallo de La Haya sobre San Andrés, y ahora el no acatamiento de las medidas cautelares de la CIDH. Estos hechos debilitan la credibilidad internacional de Colombia que ha contado con una larga tradición de respeto y acatamiento a sus compromisos internacionales. 
Santos tuvo la oportunidad de ponerle un límite a las sanciones desproporcionadas y abusivas del Procurador contra sus opositores políticos. Hoy el procurador está más poderoso que nunca. 
Qué pasará el día que inhabilité a Sergio Fajardo, Gobernador de Antioquia, para sacarlo del camino, como su futuro competidor a la presidencia en el 2018?

Ir a la Silla Vacía.