miércoles, 31 de octubre de 2012

Transfuguismo Perverso Vs. Transfuguismo Correctivo.


31 de octubre de 2012

Por Miguel Galvis

El perverso fue el planeado en Palacio con el propósito de rehacer las mayorías perdidas con la salida de Germán Vargas, que no apoyo la reelección.

El cambio de las reglas de juego en beneficio de los intereses del expresidente, convierte ese transfuguismo en una práctica reprochable ética y políticamente. Constituye un ejemplo más de legislación a la medida de los intereses de los Congresistas, pues recompusieron las mayorías a punta de burocracia y uno que otro cohecho.

En cambio hoy el transfuguismo buscaría la recomposición de fuerzas al interior de los partidos, teniendo en cuenta la coherencia de las acciones de los congresistas y de los directivos.

Los uribistas atrapados en la U, bien podrían cohesionarse en el PIN o en el Partido Conservador, superando la U de su fase caudillista.

La escisión en cambio premiaría a los seguidores del todo vale y los enemigos del proceso de paz, dándoles un partido al Puro Centro Democrático. Que ni es lo uno, ni lo otro y menos lo tercero.